Cómo cuidar la piel de los peques en verano

¡Llegó el verano! Se acabaron las clases y, con ello, comienzan las tardes de piscina y playa. Es la época del año preferida por los más pequeños de la casa, pues dejan los libros a un lado y los cambian por saltos, risas y diversión.

Y, cómo no, todos los padres queremos ver a nuestros pequeños disfrutar y pasarlo bien, pero eso sí, siempre con la protección y el cuidado necesarios.

Protección solar

Y si hay un gran factor de riesgo para la piel de los niños ese es el Sol. Bueno en su justa medida, la sensibilidad y delicadeza de la piel joven debe ser cuidada y preservada de largas exposiciones durante las horas más intensas de calor.

Por tanto, el primer consejo es el uso de una crema con alto factor de protección solar. Pero no debemos quedarnos ahí. Si queremos que nuestros hijos, después de un largo y cansado día de juegos en el mar o la piscina, descansen y disfruten de un sueño reparador, debemos preocuparnos de proporcionar a su piel la hidratación y nutrición necesarias.

Protección contra el cloro

Y ya no sólo por el Sol. El cloro de la piscina, por ejemplo, tiende a resecar y dañar la piel. Por ello nada mejor que el uso de geles de ducha especializados en el cuidado de la piel de bebés y niños. Una leche hidratante que aporte nutrición y procure la relajación de los pequeños, también será de gran ayuda.

 

Protección para el cabello

Por último, no debemos olvidar el cabello de nuestros hijos. Para que mantengan por muchos años la salud, brillo y vida hace necesario el uso de productos especializados en el cuidado del cabello. ¿Un último consejo? Utilizar productos que sepamos que son de calidad y confianza, que han sido creados a base de principios naturales, y enriquecidos con vitaminas y elementos esenciales para la piel y cabello de nuestros pequeños.

Lo mejor, sin lugar a dudas, es acudir a marcas fabricantes de confianza. Esas marcas que saben cómo cuidar, generación tras generación, de todas las familias.

No se admiten más comentarios