Después de ser madre, toca sentirse a gusto con una misma

Cuando una mujer se queda embarazada su cuerpo cambia, principalmente en el abdomen y el pecho, ya que se estás preparando para gestar vida.

Una vez ha tenido a su hijo, la madre tiene el objetivo de recuperar su cuerpo de antes de estar embarazada. Las madres pueden coger alrededor de 20 kilos que se alojan en todas las partes del cuerpo: abdomen, pecho, piernas, brazo, glúteos, etc. Una de las soluciones que toman es hacer ejercicio, pero hay otras opciones ya que no solo con ejercicio se recupera al 100% el cuerpo de antes.

Una de las zonas que más cambia es el pecho ya que este cambia para albergar leche materna para alimentar al bebé. Una vez acaba el periodo de lactancia los pechos involucionan, es decir, recuperan su tamaño previo a ser madre. Pero, a pesar de esto, los ligamentos y la piel no son los que eran. Para volver a estar a gusto con sus pechos se pueden someter a un aumento de pecho en Málaga, o en cualquier otra ciudad.

El aumento de pecho en Marbella  consiste en la implantación local de unos elementos denominados prótesis o implantes mamarios, detrás del tejido mamario o debajo de los músculos pectorales. Es una intervención en la que tras cinco días la mujer podrá llevar una rutina normal aunque con algunas molestias.

Si quieres sentirte de nuevo a gusto con tu pecho, no lo dudes, el aumento de pecho va a ser tu solución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *