La maternidad: Dudas, cambios e ilusión

La llegada de un nuevo miembro a la familia es sinónimo de alegría para familiares y amigos, y por supuesto, para los nuevos padres. Padres que a la vez que tienen un sentimiento de felicidad plena les invaden otros como el miedo, las dudas o el desconocimiento que suplen o compensan con todo el amor que nunca imaginaron que serían capaz de dar.

Cuando se está esperando un hijo lo mejor es ir viviendo el día a día sin adelantarse a los acontecimientos más que a los necesarios, pero es inevitable que ya durante el embarazo vayan comenzando poco a poco los preparativos, nueva casa si así se ha decidido, ver que habitación podría ser la mejor para el bebé y decorarla, etc., aunque el cambio más notorio es el de la mamá, que entre otras cosas, verá como su vestuario tendrá que ir siendo renovado casi por días, a medida que avanza su gestación.

Es típico que todos los conocidos de la pareja y de su nuevo y más importante integrante, le hagan a ellos o al peque de la casa regalitos, y más actualmente, que están tan de moda las fiestas denominadas Baby shower hechas en exclusiva para el bebé que está en camino y que suelen realizarse antes de su nacimiento.

Una de las cosas que más ilusión les hace comprar y recibir a las mamis es, sin duda alguna la ropa infantil, desde pijamitas o vestidos y bodys fresquitos, hasta la ropa de baño para ellos, pues es una monería ver esas tallas tan pequeñas y además son el reflejo de cómo pasan los meses por sus hijos, pues en seguida se les va quedando pequeña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *